El retrato artístico habla de tí, de quien eres, de lo que te gusta hacer, de tus pasiones y de aquello que te mueve en la vida. ¿Cómo podemos crear, a través de la fotografía, esta cercanía con la persona retratada?
Una forma que puede ayudar mucho y es relativamente fácil es la inclusión de objetos en la escena objeto de retrato.
¿Para que nos sirven estos objetos?
El principal motivo por el cual incluimos objetos diversos en las sesiones de retrato es para personalizar las imágenes, acentuar la narrativa visual y crear un estilo determinado. A veces un simple objeto es suficiente para contar una historia sobre la persona que lo tiene en sus manos o que lo contempla distraída.​​​​​​​
¿Cómo seleccionar los objetos para la sesión fotográfica?
Comienza por pensar en cuáles son las características de tu personalidad / estilo de vida / profesión / aficiones que quieres que se vean reflejados en el retrato. Todos somos únicos y complejos a la vez. Es probable que tengas varias pasiones. Puedes seleccionar varias. ¿Te gusta la música y tocas algún instrumento? Puedes traerlo contigo a la sesión. ¿Eres un lector empedernido? Escoge varios de tus libros favoritos, aquellos cuyas portadas sean más hermosas y tengan un significado especial para tí. 
La escena que queremos crear es fundamental a la hora de escoger esos objetos. Si te gusta  conocer mundo y al mismo tiempo eres un amante de lo vintage, quizás sería bueno que te trajeras un par de maletas antiguas.   En las escenas al exterior los objetos también pueden añadir mucho, como por ejemplo una bicicleta o una cesta de picnic en una escena campestre o en un parque. 
Quizás te apetezca traer a tus amigos perrunos o gatunos e incluirlos en el retrato. En este último caso, es importante que traigas a algún amigo que se pueda hacer cargo de tu mascota pasados 30 o 40 minutos de la sesión. 
En nuestra entrevista inicial solemos hablar de esto y es probable que te guiemos para encontrar aquellos que más se ajusten con la línea argumental de tu retrato.
Limita el número de objetos
El exceso tampoco es aconsejable. Los objetos son elementos que añaden impacto visual al retrato final pero siempre en su justa medida. El elemento central eres tú, no lo olvides. Traer demasiados quizás pueda acabar ocasionando más confusión y al final se puede optar por no usarlos en absoluto.
Back to Top